fbpx

Cuando estaba embarazada escribí a mi ex-cuñada

Habrás oído ya por muchos sitios que es importante estar relajada durante el parto, pero ¿Sabes realmente por qué? 

Te decía en el título que cuando estaba embarazada de mi primera hija escribí un último email a la hermana de mi ex novio. No te cuento esto en modo chisme, pero es que al empezar a escribir, me ha asaltado este recuerdo con su correspondiente aprendizaje. 

El caso es que un día, embarazada de casi ocho meses, me desperté con la misión impetuosa de escribirle para despedirme de ella, ya que no había tenido ocasión en su momento. Ella supongo que no se lo esperaba y no lo recibió del todo bien, me dijo algo como que si esto me ayudaba a estar en paz antes de ser madre. Y tenía razón. 

Antes de convertirnos en madres o de volver a serlo, nuestro cuerpo, mente y espíritu se preparan para un viaje trascendental. Y cuando viajamos tan lejos es mejor dejar atrás lo que pesa.

El caso es que aquel email con tan buenas intenciones me lo estaba realmente dedicando a mi misma y a mi hija, ya que me disponía a liberarnos de culpas innecesarias. 

Pero volvamos a lo de estar relajadas en el parto. Parece lógico que si estás relajada, en general, las cosas se vivencian de otra manera y que si estás en tensión y preocupada pues normalmente como que las cosas no fluyen tanto ¿no? Pero más allá de eso… esto de las relajaciones para el parto y las afirmaciones positivas… ¿es una moda o qué?

No es una moda. Y si lo es, bendita sea. Porque es en realidad una necesidad. El parto es un proceso fisiológico y depende de las hormonas. No me voy a extender mucho en esto pero sólo para que entiendas que cuando nos surge un temor, una preocupación o si algo o alguien nos hace sentir incómodas,nuestro sistema nervioso nos pone en modo alerta y dejamos de segregar las hormonas del parto (oxitocina principalmente) para segregar otras como la adrenalina. Esto nos tensa, dificulta el proceso del parto y ahí empieza toda una historia que casi siempre es fácil de evitar, si te anticipas. 

Es decir, que cuando yo le escribía aquel email a mi ex cuñada, lo que hacía además de hacer limpieza vital, era curarme la conciencia para estar más relajada en el nacimiento de mi hija, sin saberlo. 

En este vídeo te cuento más en detalle como las relajaciones de hipnoparto te ayudan a llegar más tranquila al parto y a la maternidad, como lo de cerrar asuntos con tus excuñadas, que también te lo recomiendo:). 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nacimiento Positivo