fbpx
Close

Por mi experiencia acompañando mujeres embarazadas, te puedo asegurar de que no existe una fórmula mágica para conseguir exactamente el parto que quieres.

 Y…

Al mismo tiempo, existen maneras para crear el ambiente específico y las condiciones para que eso que quieres, sea almenos POSIBLE. 

 

1. CUENTA CON HERRAMIENTAS Y RECURSOS PARA MANEJAR TU PARTO

 

Hay mujeres que experimentan partos orgásmicos, otras que describen el dolor como ráfagas de energía, pero hay otras, entre las que yo me encuentro, que sienten algo muy potente.

 

Antes de parir no sabes en qué grupo te vas a encontrar. Yo no lo sabía y estoy agradecida de haber contado con recursos y prácticas que me ayudaron a surfear mis partos desde el control, dilatar sin necesidad de medicamentos y sin sufrimiento. Aquí van algunos recursos que te ayudarán: respiración de ascenso, soplar como un caballo, relajar la mandíbula, recibir masajes con las manos o un pañuelo (rebozo), mover tu cuerpo libremente.

 

Pero, el recurso más importante será la habilidad para tirar por la borda los recursos que no te sirvan. Puede ser que en tu caso, algunas de las cosas que aprendas no te sirvan. Pero con suerte, seguro que al menos una o dos, te ayudarán. Y eso puede hacer una diferencia abismal.

 

 

2. RODÉATE DE PERSONAS QUE AMAS Y EN LAS QUE CONFÍAS

 

Una mujer de parto es una extraña mezcla entre ser el ser más poderoso de la tierra y ser extremadamente vulnerable a todo lo que le rodea y la gente que le acompaña.

 

No todas las mujeres se sienten capaces de cambiar de personal médico si hay algo de lo que no están del todo convencidas. 

Pero si tienes la sospecha de que no se te está tomando en serio, de que tus deseos no están siendo escuchados, que no se te está tratando bien o sientes un instinto primario que te dice que este no es el lugar o esta no es la persona adecuada para acompañarte….

 

Permítete seguir tu instinto y busca a alguien que sí vaya a trataros a ti y a tu familia como os merecéis.

 

3. ABRAZA TODO LO QUE VENGA


No me refiero a que te resignes a todo lo que pueda ocurrir, que lo dejes todo al azar, como si parir fuera una lotería.

Al contrario. Para que algo ocurra primero debemos visualizarlo, nombrarlo, darle espacio.

 

Tenemos que creer en ello para que suceda. Si deseo tener un parto sin intervención primero debo creer en la habilidad de mi cuerpo para parir, si deseo que mi bebé nazca en condiciones de respeto necesito saber qué significa eso realmente, saber qué es lo que quiero y escribir un plan de parto. Así estoy creando la posibilidad de que lo que deseo, pueda ocurrir.

 

Y al mismo tiempo, ser capaces, como somos, de ser flexibles, de estar abiertas a todo lo que pueda pasar. De entender que una vez yo he hecho todo lo que estaba en mi mano, ya no está de mi mano.

 

Y lo que tenga que pasar será perfecto….

 

¿Qué te parece, te resuena lo que te cuento?

 

Esta es la línea de preparación de mis cursos de Hipnoparto. Y este verano las mujeres embarazadas tienen una oportunidad increíble ya que estamos preparando un retiro de un fin de semana en un lugar precioso de la sierra de Alicante. Lo organizo junto con mi querida Carolina de @carolinaparisina, maestra de meditaión y de rituales femeninos. Aquí tienes toda la información del retiro. Escríbeme si quieres saber más.